Olmedo Quimbita retrata la cotidianidad del mestizaje ecuatoriano

El mestizaje ecuatoriano cobra vida en las pinturas de Olmedo Quimbita. El artista latacungueño, ha sabido retratar el mestizaje con una mezcla de tonos que representan la  luz fría de los Andes y colores exuberantes del trópico.

La inspiración de su obra

Sus pinturas nacen de una noción inicial de indigenismo, pero su obra no se circunscribe a esa etnicidad. El artista tiene 30 años de trayectoria, y considera que recorrer el mundo le ha brindado una dimensión muy amplia para poder ver las cosas desde otro ángulo.

Para celebrar todos sus años pintando, Quimbita prepara una bretrospectiva con más de 40 pinturas que recorrerá Quito, Guayaquil y Cuenca. La primera de las tres muestras prevé inaugurarse el próximo 16 de abril en la Sala de Eduardo Kingman de la Casa de la Cultura de la capital.

Temática variada en la última etapa del artista

La niñez, la mujer y la familia predominan en la última etapa del artista, donde incluye por primera vez niñas con rostros ovalados. Las caras y cuerpos de sus personajes han transitado por la estilización o por rasgos cercanos a lo afroecuatoriano. La naturaleza también está presente en las obras, aves y perros aparecen junto a los niños de sus nuevas obras.

Treintena de países conocen la obra de Olmedio Quimbita

El artista ha realizado exposiciones de sus obras en una treintena de países alrededor del mundo. Quimbita cuenta con distintas etapas como: bailarinas, gallos y tauromaquia, desnudos que evocaban a la selva ecuatoriana o desbordaban el erotismo y voluptuosidad de las mujeres de la Costa.

Leave a Reply