La nieve se apodera de los colosos de la Región Andina

El 2018 llegó con una ambiente frío para quienes viven en la sierra ecuatoriana. El día de ayer, amaneció con un intenso frío y lluvia en la capital ecuatoriana. Pero lo que más sorprendió a todos fue la blanca cúspide del imponente Rucu Pichincha, en Quito. Asimismo ocurrió en Ibarra, cuando el Imbabura y el Cotacachi se vistieron de blanco en el segundo amanecer del año.

El Rucu Pichincha desde ayer se adorna con una blanca cúspide al igual que las montañas de su alrededor. Foto tomada de El Comercio.

En la capital la temperatura alcanzó los 9˚C  y durante el día se mantuvo entre 9,2 y 6˚C. El frío fue intenso obligó a que las personas se abriguen más de lo normal para no contraer un resfriado. Asimismo, la última semana de año pasado, el sector de Izobomba experimentó la temperatura más baja de la última década a nivel nacional con 4 a 6˚C, según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Al norte del país…

Dos importantes elevaciones amanecieron con una cubierta blanca muy especial para los habitantes de los alrededores. Según una leyenda, el Imbabura y el Cotacachi ‘coquetean’ entre ellas cuando ambos están con un sombrero blanco en sus cúspides. La pareja cautiva la atención de los imbabureños y adornará el paisaje unos días más según indica el Inahmi.

El instituto explica que lo que ha pasado en los últimos días se debe a una ola de frío provocada por masas húmedas que llegaron desde la Amazonía al callejón Interandino. Este tiempo de lluvias se extenderá hasta el 4 de enero, según el Inahmi.

Leave a Reply